25 libros que "hay que leer" antes de los 25


LISTA DE LIBROS MUY SUBJETIVA Y TAL VEZ POCO REALISTA

Posibles cuestiones (yo me pregunto y yo me contesto):

1. ¿Por qué 25 años?
No sé; porque sí. Porque me pidieron libros de juventud y ¿dónde termina la juventud? Si soy auténticamente fiel a mí misma, el título se transformaría en “libros que hay que leer antes de morirse” (que es el momento en que termina realmente la juventud), lo cual suena tremendamente dramático y no dejaría de resultar igual de subjetivo. Veinticinco estaba entre veinte y treinta y me pareció una buena edad para hacer un stop.

2. ¿Por qué 25 libros?
Porque hacía juego con 25 años.

3. ¿Por qué “subjetiva y poco realista”?
Claro, buena pregunta. Pensaréis: para curarse en salud, como justificación por si nos recomienda libros no demasiado buenos, porque esta profe no sería realista ni para hacer la lista de la compra... y cosas así. Pues pensáis bien: por todo eso y porque no sé hablar de libros sin basarme en mis propios gustos (subjetivos por definición) y en mis propias lecturas que, como las de todos, fueron casuales o recomendadas por alguien tan casual como yo ahora recomendando libros (valga el trabalenguas).

4. ¿Por qué libros cuando quieres decir novelas?
¡Ups! Esta la voy a dejar sin contestar (otro día os hago la lista de poesía y la de teatro).

5. ¿Por qué son libros “que hay que leer”?
¡Vaya, qué preguntas más difíciles me hago! Tampoco tengo una respuesta única: porque Miguel F. me pidió una lista con esta coletilla (y yo soy una profe muy solícita); porque creo que son libros que si los hubiera leído antes de ayer no me hubieran hecho cosquillas como cuando los leí en aquellos tiempos remotos de confusión y ansias ardientes; porque algo “hay que leer” y estos son buenos ejemplos.... Otras lecturas importante de mi juventud, sin embargo, las he dejado fuera porque creo que una lectura temprana puede estropear sus bondades (aquí están, por ejemplo, algunos de mis autores favoritos: Nabokov, Thomas Mann, D.H. Lawrence, Virginia Woolf, Proust, Joyce... Aunque ahí están, para quien guste). Al contrario, libros que leí ya en la treintena lamento no habérmelos cruzado antes, porque presupongo que hubiesen causado en mí un impacto mayor, y por eso los incluyo aquí (en realidad son solo dos: El guardián entre el centeno y El gran Gatsby).

¡Bueno, y ya vale de preguntar, que me pongo más pesada...!
Aquí está la lista, ordenada por riguroso azar, para que vayáis tachando, y a los veinticinco me contáis...
1. Cumbres borrascosas, de Emily Brontë
2. El lobo estepario, de Herman Hesse
3. En el camino, de Jack Kerouac
4. Trópico de capricornio, de Henry Miller
5. Rayuela, de Cortázar
6. Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez
7. Grandes esperanzas, de Charles Dickens
8. 1984, de George Orwell
9. Narraciones extraordinarias, de Edgar Allan Poe
10. El guardián entre el centeno, de Salinger
11. Las aventuras de Huckelberry Finn, de Mark Twain
12. Cuentos (cualquier antología) de Cortázar
13. La metamorfosis, de Kafka
14. Sobre héroes y tumbas, de Ernesto Sábato
15. Ficciones / El Aleph, Jorge Luis Borges
16. Los Subterráneos, deJack Kerouac
17. El Lazarillo, anónimo o de Alfonso de Valdés
18. La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera
19. Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar
20. Pedro Páramo, de Juan Rulfo
21. Un mundo feliz, de Aldous Huxley
22. Jane Eyre, de Charlotte Brontë
23. El gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald
24.Crimen y castigo, de Fiodor Dostoievski
25. Rebelión en la granja, de George Orwell
 

En todo caso, mi consejo es: no te guíes de los consejos. O sí: guíate por los consejos, por tu instinto, por el azar, por lo que sea..., pero lee. Lee como un poseso: los libros que haya en tu casa, los libros que te presten, los libros que te atraigan en la biblioteca (por el título, por la contraportada, por el color, por el dibujo...), los libros que te regalen, los libros que te recomienden, los libros que por lo que sea caigan en tus manos... Lee rápido o despacio; lee en la cama, en el parque o en el baño; lee horizontalmente, de pie, tirado en el suelo o haciendo el pino; lee lo que se espera que leas y lee lo prohibido; lee libros buenos y malos; lee a escondidas y en medio de una multitud; lee por placer, por deseo, por aburrimiento, por curiosidad... No leas jamás por obligación: que el deseo preceda o anule a la imposición siempre. En fin: lee.
¡Un librazo!

¿Has leído ya alguno? ¿Sugerirías otros que no están en esta lista? Déjame un comentario.

Comentarios

  1. Sin duda alguna, uno de los libros más preciosos que he leído jamás, ha sido "La sonrisa etrusca" de Jose Luis Sampedro. ¡Vaya placer de leer! Totalmente recomendado. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Es cierto! Recuerdo haberlo leído muy joven y quedarme fascinada. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana! Me doy cuenta de que he leido 15 libros de tu lista antes de los 30, lo siento, no de los 25. Me parece que hubieras podido incluir en ella algo de Maupassant, algo de Balzac, algo de Cervantes, algo de Modiano, algo de Conrad, algo de Stevenson, algo de Philip Roth... (en cualquier caso, para mi, fue una revelacion haber leido dichos autores antes de los 25 -hace muchos años-).
    Interesante blog! Un saludo desde la Bretaña francesa (por eso, disculpa la falta de accentuacion).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Tienes razón, cada lector forma su propio universo de lecturas de juventud, que son las que, de algún modo, dejan una huella especial. Me alucina que hayas leído a Roth tan joven. Y sí, tal vez autores como Conrad o Stevenson también deberían estar... ¡Son tantos! En realidad esta entrada fue un juego de provocación para mis alumnos, que me preguntan siempre qué deben leer. Creo que cada aportación personal de quien la comparte la enriquece, así que incorporamos tus sugerencias. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus consultas y comentarios son bienvenidos.

Entradas populares